13 ene. 2012

Mi hijo


Mi experiencia de vida.
Mi hijo llego al oftalmologo por vision borrosa. El Dr. hizo lo apropiado, tomar la presion arterial. Cuan seria la sorpresa cuando le dicen,"te tienes que quedar hospitalizado" luego de hacer bastantes intentos de diagnósticos.
Tenia una presion de 240 /170, imagínense casi a punto de ........................ni siquiera quiero pensarlo.
Me llaman y me lo comentan, voy rugiendo motores para llegar donde está.......me la lloré en el baño de la Clínica Alemana imaginando ya mi vida sin el, la mente es tan rápida ufffffffffffff!!!

Gracias a Dios se hizo el traslado de urgencia a la Clinica Indisa donde los minutos eran horas paa mi y el resto de la familia por supuesto.
PREVENCION que palabra tan corta y tan importante.

Bueno ,en estos minutos puedo contar mi experiencia ya que mañana lo dan de alta y con muy pocas secuelas
Gracias a Dios que nos ama tanto, y nos da tanta fortaleza para sobrellevar todas estas experiencias tan   fuertes.
De ahora en adelante tiene que cuidarse , pero EL ya que el entorno no va a estar vigilándolo. Es su cuerpo, su vida y tiene que asumir que es su reponsabilidad.
( de todas maneras estaremos tras el.)
TE AMO HIJO y agradezco a Dios esta segunda oportunidad que te ha dado.

NUESTROS HIJOs


Khalil Gibran es un maravilloso poeta, místico y artista que nació en Líbano en 1883. Se afincó en Estados Unidos y su vida transitó entre su amor por la cultura árabe y la influencia de pensadores occidentales. La literatura de Khalil Gibran se define por su búsqueda mística de las materias más clásicas del comportamiento y del sentir existencial, desde un sentimiento pleno de bonhomía y conexión natural.

Su obra maestra es "El Profeta" y se convirtió en un icono del despertar de la juventud de los años 60, junto con el célebre "Sidharta" De Herman Hess. De repente la mente sensible y tierna de los jóvenes se vieron desbordados por sentimientos de espiritualidad oriental, satisfaciendo de alguna manera su necesidad de "rebeldía" frente a la rigidez y la abulia de las religiones costumbristas. Hemos elegido un capítulo del libro, en el que "El Profeta", lleno de amor hacia sus semejantes desgrana su alma ante las preguntas que una vidente llamada Almitra le hace antes de partir. Texto para meditar, recuperar nuestro recuerdo de hijo adolescente necesitado de libertad y amor, y mirar hacia nuestros corazones de padres deseosos de entregar esa libertad y ese amor a nuestros hijos.

Khalil Gibran era un consumado artista plástico, que ilustraba sus obras. Este cuadro pertenece al propio libro. R.C.A. Bilbao 2005
Y una mujer que sostenía un bebé contra su pecho dijo, Háblanos de los Hijos.
Y el contestó:

NUESTROS HIJOS 
Nuestros hijos no son nuestros hijos,
son los hijos y las hijas de los anhelos que la vida tiene de si misma.
Son los hijos de nuestro amor de padres.
Viven a través de nosotros,
pero no de nosotros
y aunque vivan con nosotros,
no nos pertenecen.
Pertenecen a la vida... al futuro...
y tienen derecho a formar su futuro y decidir su vida.
Podemos darles nuestro amor,
pero no nuestros pensamientos,
porque ellos deben tener sus propios pensamientos.
Podemos dar abrigo a su cuerpo,
pero no a sus almas,
porque sus almas habitan en la mansión del mañana,
que ni aun en sueños nos es permitido visitar.
 
Pero podemos señalarles el camino y enseñarles a caminar.
Podemos esforzarnos en ser como ellos,
pero no intentemos hacerlos como nosotros,
porque la vida no marcha hacia atrás,
ni se detiene en el ayer.
 
Pero podemos mostrarles un buen ejemplo de vida.
Kalil Gibran




No hay comentarios.:

Publicar un comentario