20 ago. 2009

Séneca

Séneca es un filósofo, escritor y hombre de estado romano que intenta conciliar diferentes formas de pensamiento con la intención de lograr un mundo más armonioso y pacífico.

Nacido en una provincia del imperio romano en el año 3 a. de C., vivió en la época conflictiva de Caligula, Claudio y Nerón, fiel a su postura estoica, consistente en aprender a enfrentar la adversidad sin flaquear y aceptar la realidad, ya que ésta trasciende la voluntad humana.

El pensamiento de Séneca se nutre de ideas estoicas y epicúreas que junto con su aporte original a la filosofía, como instrumento práctico, constituye una contribución siempre vigente y útil para las generaciones modernas, obligadas a vivir una realidad alienante.

Su padre, tuvo una amplia formación en retórica y escribió algunas obras con la intención de que sirvieran como una guía de educación para sus hijos.

Séneca fue el segundo de tres hermanos, nacidos en el seno de una familia fundamentada en los valores del honor y la austeridad, característica de gran parte de la tradición romana.

Estudió retórica y disciplinas como gramática, historia y geografía, dedicándose finalmente a la filosofía, en ese momento indispensable para quien decidía desarrollar una carrera política.

Desempeñó distintas funciones públicas y se convirtió en un hombre poderoso y rico.

Séneca tenía la particularidad de ser un verdadero mediador entre la vida y el pensamiento.

Decía que al hombre no le conviene ver y oír todo, para evitar enterarse de muchas injurias, porque sólo los curiosos se ponen coléricos.

Séneca decía que nada malo puede sucederle al hombre bueno, porque los elementos contrarios no se mezclan; y las desgracias no cambian su espíritu, porque se adapta a todo lo que pasa.

En ningún estoico como en Séneca aparece más fielmente reflejada la principal característica del estoicismo, la resignación.

La resignación en la vida permite la llegada de la razón, porque sin resignación sobrevendría la desesperación.

Para Séneca un hombre feliz es el que está de acuerdo con la naturaleza, el que se adapta a las circunstancias, que no se angustia por el cuerpo, que está pendiente de otras cosas sin obsesionarse por ninguna y que está dispuesto a utilizar los bienes y no a esclavizarse por ellos.

En cuanto al dolor por las desgracias pensaba que de nada sirve que sea largo porque es inútil, que si la tristeza sirviera para algo él no dudaría de estar siempre llorando.

Séneca se ocupó de la educación de Nerón y cuando éste fue elegido emperador, fue su consejero.

La conspiración para arrebatarle el poder a Nerón lo tocó de cerca, pero su participación fue poco probable aunque su nombre figurara entre los sucesores al trono del imperio.

Descubierto el plan, Nerón lo condenó a suicidarse cortándose las venas y tomando cicuta.

Séneca acató la orden con el estoicismo que defendió a lo largo de su vida, muriendo en el año 65.

http://filosofia.laguia2000.com/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario