2 dic. 2007

Recuerdos

Navegando , me he encontrado con esta imágen que inmediatamente me remontó a && años atrás. Cuando mi mamá me hacía ayudarle a enrollar las madejas de lana delgadísima ,Ufffffffff ! que manera de sufrirla, como podía me arrancaba ,pero igual terminaba igual que esta niña. Bueno, ahora es muy extraño que yo vaya a comprar una madeja que tenga que enrollar, salvo cuando son hilos o lana muy especiales y que valgan la pena el " sacrificio", en todo caso son recuerdos que perdurarán por el resto de mi vida y que me han enseñado que cuando uno quiere algo que sea especial ,verdaderamente hay que "sacrificarse". Gracias.

1 comentario:

  1. Me hicistes acordar a cuando yo también tenía que pasar sentada con los brazos así mientras mamá hacía las madejas!!!
    Si hoy alguna rara vez tengo yo enrollar una madeja uso el respaldo de una silla. Gracias por despertarme este recuerdo que seguro compartimos con tantas otras.
    Themis
    (www.mislanas.blogspot.com)

    ResponderEliminar